Reflexiones

Domingo XVII  Tiempo Ordinario.

“HAGAN QUE SE SIENTE LA GENTE”  Texto. Juan 6, 1-15

Domingo 25 de Julio

        

El texto que leeremos este domingo será del evangelio según San Juan , en él se nos relata la preocupación que expresa Jesús por el hambre de las personas que se han reunido a escucharle , y cómo realiza el milagro dar de comer a una multitud con sólo unos panes y unos peces que un pequeño muchacho tenía en un canasto.

Nuevamente aparece Jesús trasladándose de un lugar a otro , el espíritu misionero , la pasión por el Evangelio y el deseo de hacer la voluntad de su Padre lo lleva a moverse a distintos lugares , usando los medios que su realidad le permitía, también para nosotros es un llamado a no quedarnos detenidos , a pesar de todas las dificultades que nos encontremos por el camino , Jesús nos enseña que sus discípulos están llamados a anunciar el evangelio en distintos lugares especialmente en los que a veces se nos hacen más difícil.

A Jesús siempre le seguía mucha gente , Juan nos dice que lo hacían por las señales milagrosas que realizaba con los enfermos , debe haber sido muy impresionante para todos saber que sus enfermos se recuperaban , que él tenía poder por sobre la enfermedad. Para todos los que hemos tenido la experiencia de tener una persona cercana y querida enferma y saber que se ha recuperado es motivo de agradecimiento al Señor, ya que nuestra Fe nos  indica que el hombre aporta en esta curación pero quién hace el milagro es el mismo Señor, podemos entonces entender las multitudes de personas que lo seguían.

Juan relata que “Jesús subió al monte y se sentó allí con sus discípulos” (v.v.3)el texto indica la escena en la cual Jesús se sienta en el monte, nos recuerda la imagen del maestro que reúne a sus discípulos y se sienta junto a ellos para enseñarles, no basta sólo el deseo de salir a la misión, sino requiere el prepararse de la mejor manera posible, es por esto que en varias ocasiones aparece esta escena de Jesús sentado enseña a los suyos. La importancia de estar siempre aprendiendo del Maestro, pedir esa gracia de estar siempre con esa actitud  de querer estar al lado del maestro para seguir aprendiendo de él.

Jesús al ver a la muchedumbre plantea una pregunta “Dónde iremos a comprar pan para que coma esa gente” (v.v. 5b), él estaba preocupadopor el pan material , llevaban un tiempo prolongado en ese lugar lo que implicaba que el hambre se iba a ser presente de un momento a otro , Jesús muestra un signo de su humanidad , desde el momento en que pregunta y comienza a tener esta preocupación , hoy también esta pregunta está presente , ¿todos tienen el pan de cada día?, los indicadores mundiales nos revelan que el problema del hambre en el mundo no tiene que ver con cantidades , hay pan para todos si quisiéramos que así fuera , el pecado social es el saber que hay alimento para todos los hombres que habitan la tierra , y lo que no posibilita que esto sea así es el egoísmo y el deseo desenfrenado de tener cada vez más, sin un límite una falta de solidaridad del hombre con el hombre.

Jesús realiza el milagro de dar de comer a la multitud a partir de lo que un muchacho tiene en su canasto; dos panes y algunos peces son capaces de dar de comer a mucha gente, ya que cuando hay solidaridad verdadera alcanza para todos y aún más sobra para llevar a otros en distintos lugares.

Sigamos rezando unos por otros, cuidémonos unos con otros.

Con esperanza

P. Cristian Avendaño Becerra

Capellán Colegio Integrado de Talca

  


Novena del Carmen