Archivo mensual junio 2020

Elegir Amar

9 de Junio de 2020


Pues el mensaje que oísteis al principio es que os améis unos a otros. No como Caín, que procedía del Maligno y asesinó a su hermano. Y, ¿por qué lo asesinó? Porque sus acciones eran malas y las de su hermano buenas. No os extrañéis, hermanos, si el mundo os odia. A nosotros nos consta que hemos pasado de la muerte a la vida porque amamos a los hermanos. Quien no ama permanece en la muerte. Quien odia a su hermano es homicida, y sabéis que ningún homicida conserva dentro vida eterna. Hemos conocido lo que es el amor en aquel que dio la vida por nosotros. Así, pues, también nosotros debemos dar la vida por los hermanos. Si uno posee bienes del mundo y ve a su hermano necesitado y le cierra las entrañas y no se compadece de él, ¿cómo puede conservar el amor de Dios? Hijitos, no amemos de palabra y con la boca, sino con obras y de verdad. (1 Juan 3, 11-18)

Para el autor de la carta, el amor fraterno reside en el corazón de esta oposición entre la vida y la muerte. Amar significa hacer una opción. Se trata de “elegir amar”. Amar significa vivir y hacer vivir. Vivir la única vida verdadera, ésa que es eterna. Recibirla una y otra vez, a pesar de no ser dignos de ello, y comunicarla a otros tan pobres como nosotros. El amor siempre traza un movimiento descendente. Nunca queda satisfecho con palabras, ideas o sentimientos. Se deja tocar por la miseria concreta que encuentra a su alrededor y que verdaderamente le molesta. Busca maneras de enfrentarla, se da sin descanso y nunca se achica ante la tarea más humilde. San Juan une esta necesidad de probar el amor con actos a una llamada urgente a amar “en verdad” (v.18). Con esto no se refiere a que el amor deba ser sincero y pasar la prueba de la verdad. La palabra “verdad” se refiere a lo que Dios ha mostrado de sí mismo, al modo en que Jesús revela lo que es el amor (v. 16)

Aunque todos tengamos algunas nociones sobre el amor y aspiremos a él, no sabemos lo que es amar. Lo que llamamos amor no siempre lo es. Para descubrir todo lo que contiene esta palabra, tenemos que mirar cuidadosamente el ejemplo de Jesús, que nunca se puso a sí mismo por delante de sus hermanos y que, además, no dudó en entregar su vida. La verdad de nuestro amor no se juzga según parámetros puramente humanos o criterios psicológicos. Está en aquello que Jesús nos ha permitido ver y entender.

Podríamos resumir este pasaje diciendo que el amor significa elegir la vida y la verdad. Aunque estas palabras quizás no tengan ya el sentido pleno y profundo que poseían para Juan, dejémonos atraer por ellas dándoles toda la frescura y amplitud reveladas en Jesús.

– Si el amor es un mandamiento para los cristianos, ¿cómo imbuirnos cada vez más de la certeza de que no hay nada más hermoso que amar, dado que el amor conquista la muerte?

– ¿Cómo enraizar cada vez más nuestro amor hacia los demás en la vida verdadera? ¿Cómo orientarlo según la verdad del Evangelio?

                                                                                   Hno. Aloís Taizé

Fiesta de la Santísima Trinidad

06 de Junio de 2020


 “Tanto amó Dios al Mundo”

Hoy Domingo la iglesia celebra la fiesta de la Santísima Trinidad, desde muy pequeños el catecismo de la iglesia nos enseña que nosotros creemos en un solo Dios y tres personas, en esto no hay duda , es una verdad de fe que nadie podría discutir , ya creciendo nos tomamos de estas verdades y las tratamos de enseñar a otras personas , el problema se nos genera cuando alguien nos pregunta , ¿Qué nos enseña esta trinidad?; ¿ Dios uno y trino como toca la vida comunitaria?; ¿ Qué  significa que Dios sea uno y trino para la misión de todo cristiano?, es decir van apareciendo muchas inquietudes que es bueno tener  alguna respuesta .

Los invito a que siempre busquemos y nos formemos para dar respuesta de nuestra Fe, no basta el repetir algo que se nos enseñó, nuestra Fe debe tener razones  y son esas las que nos permiten seguir profundizando en  nuestra vida cristiana.

Pensando en las preguntas que antes indicamos, vamos a entregar tres caminos que la Santísima trinidad nos propone para nuestra vida cristiana.

Comunidad de vida.

Cuando hablamos de la  santísima trinidad , decimos que Dios es Padre- Hijo y Espíritu Santo , es decir no es un Dios que vive sólo , sino más bien , son tres personas , con lo cual podemos concluir que es un Dios comunidad, de lo cual se deduce que nuestra vida de Fe se debe vivir con otros , no podemos vivir nuestro ser cristiano en soledad , alejado de los demás , pensando en nosotros mismos , los problemas que viven los demás deben afectarme , ya que somos hermanos unos con otros.

Comunidad de amor.

Si son tres personas, cabe la pregunta ¿Cómo se relacionan estas tres personas? Y la respuesta nos entrega la  primera carta de  Juan ¡¡Dios es Amor!!, es decir la forma de relacionarse el Padre el Hijo y el Espíritu Santo es a través del amor  como definimos a nuestro Dios , por tanto el llamado es relacionarnos unos con otros a través del amor , pero no cualquier amor , sino el que nos enseña el mismo Jesucristo, quien es capaz de dar la vida por nosotros , que cuando estaba con sus discípulos en la última cena , nos relata San Juan , se pone a lavar los pies a cada uno de ellos, para enseñarles que el verdadero discípulo debe repetir este gesto de servicio  con  todos sus hermanos .

Comunidad misionera.

El Padre envía a su hijo Jesús , el prólogo de Jn claramente nos dice “ Y puso su morada entre nosotros”, es decir , Jesús tiene esta actitud misionera de salir y ser enviado para entregar su mensaje de Amor , Jesús nos revela el rostro verdadero de Dios ; recordemos el Buen Pastor que cuida de sus ovejas ; el Padre de la misericordia que espera a su hijo y al verlo sale y corre a su encuentro; el perdón a mujer adúltera es decir , la misericordia y la cercanía de Dios Padre en la persona de Jesús . Todos estamos llamados a ser misioneros al estilo de Jesucristo, siempre teniendo presente la cercanía y la misericordia de Jesús, siguiendo su ejemplo y confiando que él no sostiene en los momentos de tribulación.

Esperando que esta   fiesta de la Santísima trinidad nos haga sentirnos parte de una comunidad, relacionándonos de manera caritativa y reconociéndonos misioneros al estilo de Jesús.

Con Esperanza

P. Cristian Avendaño.

Capellán Colegio Integrado de Talca