Romper el Espiral de la Violencia

Romper el Espiral de la Violencia

15 de Junio de 2020


Evangelio del Día (mateo 5,38-42)

“Jesús dijo a sus discípulos: Ustedes han oído que se dijo: “ojo por ojo y diente por diente”. Pero yo les digo que no hagan frente al que les hace mal: al contrario, si alguien te da una bofetada en la mejilla derecha, preséntale también la otra. Al que quiera hacerte un juicio para quitarte la túnica, déjale también el manto; y si te exige que lo acompañes un kilómetro, camina dos con él. Da al que te pide, y no le vuelvas la espalda al que quiere pedirte algo prestado.”

“La ley del talión era una reacción espontánea que llevaba a tomar la justicia por propia mano.  Sin embargo Jesús enseña que esta norma de conducta debe ser superada y, por tanto, el mal debe ser vencido con el bien, el odio con el amor, la traición con la ayuda fraterna y cada falta con la virtud contraria. Los revanchismos nunca conducen a nada”. (liturgia cotidiana)

San Pablo enseña a una de sus comunidades a vencer el mal a fuerza de bien y es lo que está en el núcleo de este texto bíblico, cada cristiano está  llamado a romper la espiral de la violencia que se  genera al responder con la misma moneda.  Hay que aprender a contener la agresividad ante el que nos humilla. La virtud contraria a la agresividad es la mansedumbre y es esa virtud puesta en práctica la que nos ayudará a responder desde la no violencia y a no dejar que nuestro corazón se tiña de sentimientos negativos que nublen nuestro juicio, nuestra mirada y nuestro actuar.

Pensemos:

¿Cómo actúo yo?

¿De qué manera este evangelio interpela mi manera de reaccionar frente a la violencia, la agresividad?

Sobre el autor

CIT administrator