Novena al Espíritu Santo Noveno Día

Novena al Espíritu Santo Noveno Día

30 de Mayo de 2020


¡Ven, Espíritu de la Adopción!

“Cuando son guiados por el Espíritu de Dios, son hijos de Dios, porque no recibieron el Espíritu de esclavitud para caer de nuevo en el temor, sino que recibieron el Espíritu de hijos adoptivos que nos hace exclamar: ¡Abba, Padre! El mismo Espíritu da testimonio de que somos hijos de Dios”. (Rom 8,14-16)

Consideración

Solo existe paz en el corazón del hombre cuando se experimenta seguro y querido por un ser superior a él. La verdadera paz no la puede dar sino Cristo, que nos revela el rostro misericordioso del Padre.  La vivencia de la paternidad es el anhelo más profundo del ser humano y los hombres no logran satisfacerlo plenamente.

El Padre, desde toda eternidad, ha querido responder a esta necesidad primordial del corazón y adoptarnos como hijos en su propio Hijo; para eso nos envía al Espíritu Santo como Espíritu de filiación, que nos abre a su amor, nos hace dóciles. A su voluntad y nos lleva a exclamar ¡Abbá! ¡Papá! Como niños pequeños frente a su propio padre.

Reflexión

¿Cuántas veces tu corazón ha anhelado sentirse conocido profundamente, comprendido, aceptado y amado por aguien que te dé seguridad total? ¿Cuántas veces, sintiendo tu pequeñez, has deseado ser cobijados; sintiendo tu inseguridad, ser protegido; experimentado el desconcierto, ser iluminado por un ser superior?.

Súplica

Padre bondadoso:

No hay mayor tesoro que poder llamarte Padre y ser realmente tus hijos. No hay mayor desgracia que romper el vínculo filial contigo. Por tu misericordia, envía tu Espíritu de Adopción, el Espíritu de tu Hijo. Para transformar nuestros corazones de piedra en corazones de piedra en corazones de carne y así estar cobijados en ti y hacer siempre lo que es de tu agrado.

Te lo pedimos por Cristo nuestro Señor. Amén

Sobre el autor

CIT administrator