Novena al Espíritu Santo Segundo Día

Novena al Espíritu Santo Segundo Día

23 de Mayo de 2020


¡Ven Espíritu Consolador!

“Lo que les digo es la verdad: Les conviene que Yo me vaya,  porque si no me voy, no vendrá a ustedes el Paráclito (el consolador)”. Jn 16,7)

Consideración

Los Apóstoles han sentido y van a sentir aún muy profundamente el desconsuelo. Todo ser humano lo experimenta. La ausencia de Cristo, después de haber experimentado tan íntimamente su bondad los hará sentirse huérfanos: les dejará un vacío imposible de llenar.  El Señor lo sabe y por eso les promete aliviar su desconsuelo, enviándoles el Espíritu: “¡No los dejaré huérfanos!”. Él les hará sentir la intimidad de la paternidad divina, depositando nuevamente en sus corazones el gozo y la paz.

Reflexión

¿No has sentido tú también muchas veces la soledad; un vacío imposible de colmar? ¿No has sentido el desconsuelo: mezcla de inseguridad y desaliento; descobijamiento y pesimismo? ¿Tu corazón no reclama muchas veces un consuelo que nadie sino Dios puede dar?

Súplica

Padre bondadoso:

Nadie sino Tú puedes colmar nuestro corazón.

Tú lo creaste para ti. Sin ti se sentirá vacío y desconsolado, aunque muchas veces pretenda engañarse. Según la promesa del Señor Jesús, envía desde tu seno al Espíritu Santo Consolador, para que experimentándonos cobijados por ti, seamos también nosotros capaces de cobijar a nuestros hermanos, que viven en un mundo frío y sin amor.

Te lo pedimos por Cristo nuestro Señor, que vive en la unidad del Espíritu Santo por los siglos de los siglos. Amén

Pastoral CIT

Sobre el autor

CIT administrator