Yo Soy el Pan de Vida (Juan 6,22-40)

Yo Soy el Pan de Vida (Juan 6,22-40)

28 de Abril de 2020


Esta semana, la Palabra de Dios nos centra en la revelación de Jesús como Pan de Vida, Jesús ha multiplicado el pan y ha dado de comer a 5000 hombres; después de esto Jesús se retira a un lugar solitario a orar;  la multitud va en busca de Jesús porque ve en Él alguien que puede resolver sus problemas materiales, comieron pan hasta saciarse. Jesús se da cuenta de esta búsqueda interesada y les expresa su decepción “Les aseguro que ustedes me buscan, no porque vieron signos, sino porque han comido pan hasta saciarse”. ¡Cuántas veces nuestra búsqueda de Jesús es interesada y egoísta!, se le busca para beneficio personal, se le busca en la aflicción, se le busca cuando vemos que la vida está en peligro, se le busca para conseguir algún favor, pero no siempre esta búsqueda da paso a una confesión de fe en la persona de Jesús; no se le busca porque se crea verdaderamente en Él. De ahí que Jesús invite a la gente a que “trabajen, no por el alimento perecedero, sino por el que permanece hasta la Vida eterna, el que les dará el Hijo del Hombre, porque es Él a quien Dios, el Padre, marcó con su sello”

Buscar a Jesús  es el camino que todo creyente debe recorrer a lo largo de su vida de fe, en esta búsqueda el creyente debe llegar a una  adhesión de fe a la Persona de Jesús. Reconocerle a Él como el Enviado del Padre, aquel que él marcó con su sello.

Jesús se revela a sí mismo como el Pan Vivo bajado del cielo. Él ha sido enviado por el Padre para dar ese alimento que perdura y que da vida eterna. Su misión es ser alimento para todo aquel que crea en él y que lo acepte como el único  camino que conduce a la vida en plenitud.

En cada Eucaristía Cristo se nos ofrece como Pan Vivo, bajado del cielo. Solo necesitamos tener hambre de ese pan para que Jesús nos alimente y colme nuestra  vida de su presencia Viva y Resucitada.

Sobre el autor

CIT administrator